miércoles, 20 de octubre de 2010

El trip-hop llega a su mayoría de edad


A mediados de de los 90 los Portishead, Massive Attack, Morcheeba ... irrumpieron con una apuesta musical fresca y novedosa que se acabó llamando trip-hop. Con esta etiqueta, que nunca acabó de gustar totalmente a los chicos del "Bristol Sound", se intentaba describir el viaje a través de una electrónica oscura de corte downtempo, apoyada en una fuerte base rítmica y sonidos provenientes de la escena negra. En King Midas Sound, el nuevo proyecto de Kevin Martin, se aprecia toda una evolución del género, pasando por el UK Garage y el dubstep, hacia una sonoridad que aglutina todas estas influencias. El preciosismo y la estética musical de este prolífico productor y periodista londinense se unen a la poesía del MC Roger Robinson y la sensualidad y el vocalismo sugestivo de la inquietante Hitomi, para dar lugar a este primer trabajo, "Waiting for you", con el que el trío se presentó a finales del año pasado: una turbadora colección de baladas urbanas, sombrías y minimalistas. Dejamos aquí el desgarrador Lost y en el iPod outer space, en clave futurista.
Listen to King Midas Sound's Lost


3 comentarios:

José Luis Rodríguez Pineda dijo...

Gracias, Alberto. Veo que sigues en la brecha.
"King Midas Sound" suena bien y bastante futurista. Como siempre, los británicos son los más imnovadores y creadores, provocando intensas influencias en el resto de Europa y otros países occidentales.

Alberto Franco dijo...

Aunque pueda parecer desviación profesional hay que reconocer que es verdad. Especialmente el sur de Inglaterra ha sido siempre buena cantera. Ahora también están dando mucha caña los países escandinavos.

Anónimo dijo...

Hola!
Permíteme presentarme soy Cleofé administradora de un directorio de blogs, visité tu portal y está interesante, tienes temas muy buenos. Me encantaría poner un link de tu web en mis sitios y así mis visitas puedan visitarlo también. Si estás de acuerdo no dudes en escribirme
garciacleos@gmail.com

Éxitos con tu blog.
Saludos

Cleofé García